Comprometida con el crecimiento del sector agrario y en la búsqueda de convertirse en un aliado de los agricultores de nuestro País, en el año 2009 entró en funcionamiento la planta de secado y almacenamiento de maíz en Cereté, Córdoba, con una capacidad de 10.000 toneladas. Con el desarrollo de este tipo de proyectos Diabonos le apuesta al crecimiento de una zona que no tiene infraestructura para el secado y comercialización de maíz,  pues se dedica netamente a la agricultura.